CRÍTICA EN “CAMINO A THUNDERA”

CAT

Ahora que las comilonas de las navidades llegan a su fin, ante ese último festín que coronamos con un bollo en forma de rosca y que esconde uno de las últimas sorpresas que traerán estas fiestas, sin menospreciar el susto de la báscula en más de un caso, os propongo haceros un autoregalo. Bien para ese día, o bien para la vuelta a la realidad que más de uno desea. Y este regalo es un festín, mejor dicho un manjar, pero al contrario que las viandas a las que estamos acostumbrados, no nos hará engordar, al contrario, como mucho harán que nuestras ojeras aumenten, al principio por no querer dormir y seguir leyendo, y después porque las historias habrán interrumpido nuestra paz mundana.

LEER CRÍTICA COMPLETA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s