Anne Sexton

“EL MANJAR INMUNDO” EN EL HUFFINGTON POST

HP

Lo más nuevo del escritor Javier Quevedo Puchal, un libro de relatos inspirados en cuentos clásicos, nace viejo. A El manjar inmundo (Punto en Boca, 2014) le sucede lo mismo que a la serie del fotógrafo Pato Rivero Érase una vez (2012), donde Hansel y Gretel son maniquíes de modernidad hípster y, a la vez, esculturas arcaicas y hieráticas. Mediante palabras o imágenes, tanto Quevedo Puchal como Rivero juegan con la sofisticación vintage, pero no es esa su clave, sino la capacidad de conservar en lo contemporáneo lo atávico, de evocar en lo nuevo algo viejo, muy viejo. Y es un consuelo, porque volver a los cuentos de hadas requiere viajar atrás, hasta las narraciones junto al fuego, y regresar dejando los detalles y trayendo sólo el mutismo y los respingos de sorpresa, de miedo, de fascinación. Actualizarlos no es desempolvarlos o barnizarlos -como parece que sucederá en la Cenicienta de Kenneth Branagh (2015)-, es trasplantar sus sacudidas a nuestra manera de hablar, a nuestra estética, a nuestra realidad. Es acercarlos.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

Anuncios

MUJERES OBJETO Y NECROFILIA EN LOS CUENTOS DE HADAS

image

Fotograma de Blancanieves, de Pablo Berger

No debemos olvidar que la mayoría de los cuentos de hadas clásicos (ya en sus versiones orales, ya en las adaptaciones escritas e incluso cinematográficas posteriores) funcionan no solo como entretenimiento, sino también como obra moralizante. Es decir, no solo fabulan sobre la realidad, sino que nos dicen cómo debería ser esta realidad. Y justo uno de los elementos en los que más hincapié se suele hacer es cómo deberían ser las mujeres, esas “heroínas pasivas” (abnegadas, en el mejor caso) de las que nos habla Maria Tatar, y que a fin de cuentas recogían las preferencias sociales de otros tiempos. (más…)