Los tres cerditos

VÍCTOR CLAVIJO, PREMIO DE LA UNIÓN DE ACTORES

IMG-20141126-WA0014

Felicidades a Víctor Clavijo, flamante ganador del premio de la Unión de Actores como mejor actor de televisión. No ha sido por su inolvidable papel como Lope de Vega en El ministerio del tiempo, sino por su no menos inolvidable Lobo Feroz en el capítulo “Los tres cerditos” de la serie Cuéntame un cuento. Muy merecido, sin duda alguna.

En la foto superior, el galardonado en su camerino de la obra teatral Fausto, donde tuvo la amabilidad de posar con un ejemplar de El manjar inmundo.

Anuncios

VÍCTOR CLAVIJO Y “EL MANJAR INMUNDO”

IMG-20141126-WA0014

De entre los actores surgidos de la cantera de la serie Al salir de clase, Víctor Clavijo es tal vez quien se está labrando una carrera más interesante. Títulos como Los lobos de Washington, Verbo o 3 días así lo atestiguan. Claro que muchos quizá lo recordéis, sobre todo, por uno de sus trabajos más recientes: el “lobo feroz” del capítulo “Los tres cerditos”, dentro de la serie Cuéntame un cuento, que en estos momentos está emitiendo Antena3 los lunes. Si no habéis visto este capítulo, desde luego os lo recomiendo, pues me parece no solo una reelaboración muy audaz del famoso cuento, sino (al menos por ahora) el mejor capítulo que se ha exhibido de esta serie. No en vano, gracias a él fue galardonada con el Premio a la Mejor Ficción Española en la decimosexta edición del prestigioso Festival de Creaciones Televisivas de Luchon (Francia), celebrado del 12 al 16 de febrero de 2014.

lostrescerditosperro-640x344

En estos momentos, Víctor Clavijo se encuentra representando, precisamente junto con Emilio Gavira, Fausto, un asombroso montaje de la obra de Goethe a cargo del siempre vanguardista Tomaž Pandur. Podéis verla en el madrileño Teatro Valle-Inclán hasta el 11 de enero.

Fausto

Una conversación con Javier Quevedo Puchal, autor de “El manjar inmundo”

Cuando te hacen entrevistas, no siempre entras en una sintonía particular con el entrevistador. Por eso es tan gratificante cuando ocurre. Ayer fue uno de esos días en los que no solo me divertí enormemente con la entrevista, sino que me encantó que Carlos Díaz Maroto hubiera entendido (y disfrutado) tanto “El manjar inmundo”. Os dejo con lo que, en realidad, me parece casi una conversación de tú a tú.

EL TRES Y LA NUMEROLOGÍA EN LOS CUENTOS DE HADAS

goya_pinturas_negras_pequeno_las_parcasImagen: Átropos, Las Parcas o El Destino, de Francisco de Goya

La palabra “tres”, que deriva del latín trinum o tiubium, se considera el primer número impar, ya que se compone por la unión de tres unidades (o, dicho de otro modo, del uno y el dos, que vienen a ser la unidad y el primer número par). Muchos matemáticos de la antigüedad consideraban que el tres era el número perfecto, el de la perfecta armonía, ya que encerraba un comienzo, un medio y un fin. En concreto, la doctrina pitagórica consideraba el tres como el primer número “real”, al ser el primero que podía manifestarse físicamente a través de la formación geométrica del triángulo. No es de extrañar, pues, que el tres represente un número sagrado en casi todas las religiones del mundo (ahí tenemos la Trinidad cristiana, la Trimurti hindú ó la Triple Diosa wiccana, entre otras). Y del mismo modo, tampoco es de extrañar que el tres siempre haya sido un número muy especial durante la historia, cargado de simbolismo y significados. Tres eran los dioses que controlaban el imperio del mundo en la mitología grecorromana. Tres eran las parcas que influían sobre la vida de los hombres. Tres son los componentes de la Santísima Trinidad cristiana. Tres eran los reyes magos. Tres vértices conformaban el triángulo amoroso que llevó a la decadencia de Camelot. Tres eran las brujas que profetizaron la tragedia de Macbeth… (más…)